Un fin de semana en Andorra con niños

També en / También en / Aussi en: Catalán

Pasar un fin de semana de verano en Andorra con niños os puede llegar a sorprender muchísimo sobretodo si lo disfrutáis en un entorno natural. Hemos tenido la suerte de hacer turismo en nuestro propio país y aunque es pequeño, hasta nosotros nos hemos sentido como estar descubriendo Andorra desde otro punto de vista.

Para conseguir esta sensación, lo primero ha sido poder alojarnos en un hotel lejos del centro comercial y rodeado de naturaleza. Hemos estado en el Hotel Park Piolets Mountain & Spa en Soldeu. Les agradecemos esta oportunidad puesto que desde allí hemos pasado un fin de semana fantástico disfrutando de las actividades que se encuentran cerca y también dentro del mismo hotel.

A continuación os hablo de las actividades que realizamos siguiendo el orden en las que las hicimos.

Una de las visitas que no podéis perderos con los niños es pasar la mañana o hasta todo el día en el Family Park (MontMàgic) de Canillo. Esta zona es una de las zonas de la estación de esquí de GrandValira que en verano se transforma para ofrecer diversión en familia. Proponen distintas actividades y están adaptadas a diferentes edades: trampolines, karts, saltadores, canoas, tirolinas, senderos con leyendas y muchas otras.

Como ejemplo, nosotros subimos a los kayaks. Disponen de diferentes embarcaciones, entre ellas los kayaks de grupo y los  individuales. Durante media hora podéis disfrutar del relax remando por el embalse y disfrutar de las magníficas vistas.

La actividad estrella del lugar es la tirolina de 550m de largo. Según el peso o grupo de personas/familia os aconsejarán una forma u otra para lanzaros por ella. En nuestro caso bajamos un adulto con una niña en tándem. Aunque al principio impresiona, al llegar al otro punto, las niñas querían volver a deslizarse por ella. ¡La experiencia es súper chula!

A media tarde volvimos al hotel. Hasta las ocho de la tarde, disponen de animación, juegos de mesa, parque de bolas, wii y manualidades en la zona del Kid’s Club, así que las niñas se quedaron jugando. Tienen una persona que se ocupa de esta zona por lo que pudimos estar tomando algo en el hall mientras ellas se entretenían con otros niños.

Se merece una mención especial la zona del buffet para la cena. Es muy variado con distintas zonas donde encontrar lo que más os apetezca cenar. Sin olvidar los postres que, así como la oferta del buffet, han sido diseñados por la escuela de hostelería Hofmann de Barcelona (con una estrella Michelin). ¡Casi que dedico toda la cena a probar cada uno de estos postres!

Cuando nos alojarnos en hoteles, solemos tener dificultades para encontrar habitaciones donde quepamos todos. Pues en el Hotel Park Piolets Mountain & Spa disponen de habitaciones que están formadas de dos habitaciones en las que pueden llegar a alojar hasta 6 personas. Además son de madera natural, tienen muy buenas vistas y cuentan con todas las comodidades.

Al día siguiente, nos volvió a sorprender el desayuno buffet. Esta vez, nos encontramos con una propuesta de comida variada y con productos saludables. Perfecto para afrontar un nuevo día.

Por la mañana decidimos dar un paseo en bici. Como el alojamiento es un hotel BikeFriendly, pudimos dejar las bicicletas en la sala de las bicis: el cycling room. También pudimos arreglar cuatro cosas antes de partir. Las niñas también quisieron arreglar sus propias bicis con las herramientas que tienen a la disposición del cliente. Nos faltaban un par de bicis pero las pudimos encontrar en Esports Elit de Canillo, muy cerca.

A tan solo 1km, encontráis el Valle de Incles y es allí donde fuimos a hacer el paseo. Es un lugar precioso que tenéis que visitar en vuestra escapada a Andorra. Es una carretera (aunque también hay un camino por el lado opuesto) que podéis hacer fácilmente a pie, en bici o en minibus eléctrico en verano. El paisaje es muy bonito hasta el fondo del valle. Podéis ver bordas (casas tradicionales de Andorra), vacas o caballos pastando y oír el agua de los riachuelos mientras paseáis. Cuando llegáis al fondo del valle, desde allí empiezan muchos caminos de montaña que también son preciosos; como por ejemplo el que lleva hasta el lago más grande de Andorra: el Llac de Juclà. En este enlace podéis encontrar la excursión que hicimos hasta allí.

Se acababa el fin de semana y antes de volver a casa desde el hotel nos propusieron disfrutar de la zona de masajes, relax y spa Alquimia que tienen. Salimos totalmente renovados después del masaje y las burbujas en las piscinas.

 

También te puede interesar:

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *