Palau de Gel: Actividades en familia en Andorra

Aunque es algo de lo que seguramente hemos oído hablar y puede que hayamos visitado alguna vez, lo cierto es que ir a una pista de patinaje puede ser de lo más divertido.

A más más de patinaje existen otras actividades muy chulas que se hacen en las pistas de hielo y que nos gustaron muchísimo, como por ejemplo los karts!! Los pudimos probar en el Palau de Gel de Andorra.

¡La experiencia fue genial! Los hay para adultos pero también para niños. No os imagináis las caras de emoción de las niñas al bajarse de los coches después de haber estado conduciendo el kart por la pista de hielo como auténticos profesionales.

No hace falta tener ninguna experiencia, solo seguir las instrucciones del instructor antes de empezar y la carrera está servida. Para asegurar a los padres, la velocidad de los coches se puede controlar mediante un control remoto por los monitores. Son fáciles de conducir y todos van siguiendo el trazado marcado.

Se lo pasaron súper bien, y ya desean poder repetir otra vez.

Además de esta súper experiencia, si después de un día de esquí o simplemente un fin de semana en Andorra queréis disfrutar de un momento diferente en familia, en el Palau de Gel de Canillo encontraréis distintas actividades con las que ocupar toda una tarde: patinaje sobre hielo, karts sobre hielo, curling, chiquipark, piscina, cafeteria/restaurante.

Lo que todo el mundo conoce es la pista de patinaje donde poder hacer sus primeros pinitos con los patines. Con la entrada, se incluyen el préstamo de los patines, así como el casco. Es muy importante traer los guantes para tu seguridad.

Si no habéis patinado nunca, os diré que la sensación de andar con los patines, aún sin haber pisado la pista de hielo, es un tanto curiosa.

Una vez equipados os dirigís hacia la pista y (si no habéis patinado nunca) nada más pisar el hielo, seguro que os cogeréis a la barandilla, pero solo es cuestión de unos minutos, luego empezáis a coger confianza y seguro que os dejáis ir. Los niños siempre son más atrevidos pero aún así para darles más seguridad, el Palau de Gel dispone de unos carritos/sillas para que el niño pueda utilizar para sentirse más estable y seguro.

Con estos carritos van dando vueltas a la pista, juegan a empujar uno y sentarse el otro. Son muy prácticos. También sirven para los adultos, pueden ir empujando al niño sentado en el carrito y ayudan a tener más estabilidad.

Pasados unos treinta minutos cualquiera diría que es la primera vez que patinamos. La sensación de deslizar sobre el hielo es muy agradable.

Después de las actividades aprovechamos para cenar en el restaurante Tapika’s que está en el centro mismo. Tienen para elegir entre ensaladas, platos combinados, hamburguesas,.. Eso sí, os recomendamos probar las hamburguesas que tienen con una carne deliciosa, hecha en su punto justo.

Una cena que nos sentó de maravilla después del rato tan divertido que pasamos en la pista de hielo. Además si te gustan los deportes, puedes aprovechar para ver, en su pantalla gigante, competiciones deportivas en directo.

Gracias al Palau de Gel de Canillo y al restaurante Tapika’s por una tarde fantástica.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *