8 lugares que ver en Holanda

També en / También en / Aussi en: Catalán

Holanda es uno de los países que no me cansaré nunca de visitar. Sus paisajes tan verdes, los pueblos con una arquitectura típica de este país, los grandes diques que lo protegen de las inundaciones, los canales de Amsterdam y sus edificios, los quesos, los campos que forman una paleta de colores llenos de tulipanes,…

A pesar de ser grande, las distancias a recorrer son relativamente cortas y fácil de hacer con los niños. Aquí os propongo un circuito que hicimos en autocaravana recorriendo varías zonas del país.

 

1.- Efteling:

Se trata de uno de los parques temáticos más antiguos del mundo puesto que abrió sus puertas en 1952. Está situado a Kaatsheuvel, en la zona de más al Sur de Holanda. Está dedicado principalmente a los cuentos a pesar de que últimamente se ha ido poniendo al día incluyendo atracciones más actuales.

En sus decoraciones están representadas muchas historias de los Hermanos Grimm: Caperucita Roja, El lobo y las 7 cabritas, Rapunzel, Hansel y Gretel y muchos otros. A pesar de ser uno de los parques más antiguos, las decoraciones están muy bien conservadas. Guardan aquel encanto de los cuentos de toda la vida.

Podéis encontrar más detalles y ver nuestra experiencia en el siguiente enlace: Efteling.

 

Foto Portada amb logo

 

 

2.- Madurodam:

En este caso se trata de un parque en miniatura, situado en Scheveningen (La Haya), donde encontramos representada toda la geografía holandesa, con edificios, monumentos, diques, la industria del transporte marítimo, aeroportuaria y los trenes. Es muy interesante visitarlo con los niños puesto que pueden jugar en varías zonas interactivas aprendiendo el funcionamiento del país, como por ejemplo: hacer subir y/o bajar un barco por un canal, equilibrando una plataforma con contenedores para su carga en el barco, etc. También verán en movimiento los trenes que pasan por toda la maqueta, los coches, el aeropuerto e incluso obtener su peso en forma de cantidad de quesos.

Dentro del recinto hay un parque infantil de arena que nos gustó mucho. Con un antiguo barco pesquero reciclado en zona de juegos.

Podéis encontrar más detalles y ver nuestra experiencia en el siguiente enlace: Madurodam.

 

A

 

 

3.- Keukenhof:

De todos es sabido que Holanda es el país de los tulipanes, así que aprovechando que estábamos allí durante su floración, visitamos el parque Keukenhof, también conocido como el jardín de Europa. Este parque sólo abre durante dos meses: aproximadamente de mediados de marzo a mediados de mayo, que corresponde a la floración de los tulipanes. Son 32 hectáreas de jardines llenos de flores, plantas, árboles y colores, todo muy bien diseñado para pasearse y contemplar unos jardines maravillosos.

Dentro de estos jardines, además de disfrutar de las flores, también encontraréis un molino típico holandes, un estanque con cisnes, una pequeña granja que gustará a los pequeños, un parque infantil e incluso un laberinto.

 

A

 

 

4.- Alkmaar:

Alkmaar es un pueblo situado a 45 km hacia el norte de Amsterdam donde, desde el año 1365, se realiza la subasta del queso típico holandés Gouda y Edam. Hoy en día se continúa haciendo tradicionalmente cada viernes a las 10 de la mañana desde el primer viernes de abril hasta el último viernes de septiembre.

A pesar de que continúa siendo una subasta real, hoy en día es un atractivo turístico donde se concentran muchos visitantes. Para verlo adecuadamente es recomendable ir como mínimo media hora antes.

Podéis encontrar más detalles y ver nuestra experiencia en el siguiente enlace: Alkmaar.

 

13

 

 

5.- Zaanche Schans:

Si queréis ver molinos de más de 200 años y conocer la historia de Holanda, todo en un solo lugar, tenéis que visitar Zaanse Schans. Actualmente es un pueblo museo que se encuentra a 20 km al norte de Amsterdam, encontraréis molinos que todavía están en funcionamiento y que podréis visitar, casas tradicionales, tiendas donde hacen demostraciones de cómo se fabrican los zuecos de manera, también encontraréis tiendas con todas las variedades de quesos holandeses, museos y restaurantes.

 

 

 

6.- El gran dique Afsluitdijk:

Si os gustan las construcciones arquitectónicas podéis visitar el Gran Dique de Afsluitdijk (que significa Dique de cierre). Es el dique que “cierra” holanda por el Norte, uniendo las dos costas y construido con la intención de evitar las inundaciones repetitivas que se producían. Este dique entró en funcionamiento en 1933, está formado por una autopista, un carril bici y hace 32 km de largo.

 

01

 

 

7.- Marken y Volendam:

Volendam se una pequeña ciudad de pescadores donde encontramos intactas las construcciones de las casas de madera holandesas, conocido por sus antiguos barcos y porque todavía algunos de sus habitantes van vestidos de manera tradicional. Si visitamos Volendam no podemos dejar de entrar en la casa “Cheese Factory”, hacen demostraciones sobre la fabricación de los quesos, es un museo y una tienda donde encontraremos todas las variedades conocidas de Gouda. Tampoco podemos dejar de probar una tapa típica que consiste en una fritura de calamares, gambas, mejillones y alguna cosa más.

Desde el puerto se coge un ferry con una línea regular en la isla de Marken y tarda unos 15 minutos al llegar. Es una isla pequeña donde podemos pasear por su puerto y, si disponéis de una bici, podéis hacer un agradable paseo por los prados verdes de la isla disfrutando de la naturaleza hasta llegar al final de la carretera donde se encuentra el faro de Marken. Desde el año 1957, después de la construcción de un dique que la liga a la península, también se puede acceder a la isla por carretera.

 

 

A

 

8.- Amsterdam:

Evidentemente no podemos marchar de Holanda sin visitar Amsterdam, su capital.

Muchas cosas podemos ver en esta ciudad: la Casa de Anna Frank, el Van Gogh y el Rijksmuseum, la fábrica de Heineken, el parque Vondelpark, el paseo por los canales, el mercado de las flores, y otras muchas propuestas.

En esta ocasión visitamos la ciudad por la fiesta nacional : el Día del Rey. Es un día en que todo el mundo trae algo naranja (color nacional), donde los canales se llenan de barcos con gente y música por todas partes, las calles están llenas de puestos donde comprar productos y souvenirs de este día, toda la zona del centro se llena de turistas y holandeses que han ido a celebrar la festividad.

Si os gustan este tipo de celebraciones, el día de esta fiesta os gustará, pero si no os gustan demasiado las masificaciones recomendaría visitar Amsterdam en un día cualquiera.

 

A

 

También te puede interesar:

Holanda en miniatura en Madurodam.

Efteling: un mundo de cuento.

Alkmaar y la subasta de quesos.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *