Ruta por el País Vasco con niños

També en / También en / Aussi en: Catalán

Ya había estado una vez en el País Vasco pero fue tan solo una visita fugaz a San Sebastián. Aunque muy corta, esta visita me dio el gusanillo para decidir que tenía que volver y conocer mucho más de esta preciosa región tanto por sus costas como por su interior.

No ha sido hasta muchos años más tarde que finalmente volví, esta vez en familia. Así que programamos una ruta que incluía costa, interior, actividades y excursiones. Nosotros estuvimos 10 días, alojándonos siempre en el mismo lugar como campo base, para realizar estas 7 cosas que ver y hacer en el País Vasco con niños.

 

1.- En un pequeño bote hasta Pasaia de San Juan:

Pasaia

Pasaia (pasaje) de San Juan es un pueblo muy bonito que cuenta con tan solo 4 barrios, con estrechas calles adoquinadas, casas típicas y donde no pueden circular vehículos. Des de allí se coge un camino bordeando la ría hasta llegar casi al faro. Esta localidad está a tan solo 12km de San Sebastián.

Una de las curiosidades es como se llega hasta allí. Hay que ir a Pasaia de San Pedro y acercarse al puerto para coger un bote que nos llevará hasta el otro lado de la ría. Es un trayecto que dura 2 minutos.

 

2.- El mágico Bosque de Oma:

Bosque de Oma

Lo encontraréis en la Reserva Nartural de Urdabai. En Cortézubi está el sendero que nos llevará hasta el mágico Bosque de Oma. Fue una excursión muy agradable por las montañas del interior del País Vasco, siguiendo un camino de poca dificultad rodeados de eucaliptos y pinos.

Muchas personas ven este bosque como el de los cuentos de fantasía, digno de duendes, hadas y elfos; no seré yo que diga lo contrario pues cuando estábamos caminando una de las niñas me dijo que este era el bosque donde vivía Campanilla.

 

3.- Aprendiendo el oficio en las Salinas de Añana:

 

 

Salinas de Añana

Porque no tenemos bastante solo con visitar, también nos gusta aprender sobre oficios de la región. Aquí llegamos hasta Añana, municipio que desde hace más de 1.600 años se recupera sal de origen mineral. Podéis escoger entre visita guiada o visita más taller salinero. Nosotros escogimos la segunda opción para poder vivir la experiencia de los salineros.

Recomiendo mucho realizar el taller, es muy enriquecedor tanto para los niños como para los adultos.

 

4.- Una maravilla: el Islote de San Juan de Gaztelugatxe

 

San Juan de Gaztelugatxe

Si me pidieran definir este islote diría: ¡Una maravilla!

El lugar donde se encuentra ya de por sí es precioso. Si encima le ponemos un puente, una ascensión hasta llegar arriba del todo y encontrar una pequeña iglesia en lo alto dominando el lugar, solo puedo decir que me fascinó.

La única pega es que solo puedan disfrutar de tanta belleza las personas que vayan a pie.

 

5.- La hermosa Donostia (San Sebastián):

 

Donostia

Bañarse en la Playa de la Concha rodeados de las inconfundibles vallas blancas tal una Diva de cine, recorrer el paseo marítimo hasta llegar a las famosas esculturas de Eduardo Chillida: El Peine de Los Vientos, pasear por su casco antiguo y pararse a comer unos pintxos (tapas),… una ciudad llena de encanto de la que volveremos enamorados.

 

6.- Hacer de Pequeños Pastores:

 

Lastur

No pudimos resistirnos a vivir esta experiencia: ir en busca de uno de los lugares con más historia del País Vasco, ver moler el grano de maíz en un molino antiguo, ponernos la Txapela y la Makila para acabar tejiendo con lana de oveja, sin olvidarnos de probar el riquísimo queso de Idiazabal.

Toda una mañana disfrutando del entorno, probando algunos de los productos gastronómicos del lugar y aprendiendo sobre la historia de los porteadores de piedra de Lastur.

 

7.- Un sinfín de bonitos pueblos costeros:

 

Getaria

Siguiendo la carretera de la costa, pasaréis por varios pequeños pueblos de pescadores a cual más bonito: Deba, Zumaia, Getaria, Zarautz,… Nosotros paramos en Getaria porque coincidió con las fiestas que se llevan acabo cada 4 años para celebrar la llegada de Juan Sebastián Elcano, el primer hombre en dar la vuelta al mundo.

Todos estos pueblos tienen una historia, unas calles donde perderse para disfrutar de su arquitectura y playas donde poder bañarse.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *