Una isla para vivir aventuras (La Palma – Canarias)

També en / También en / Aussi en: Catalán

¿Qué debería tener una isla para vivir un sinfín de aventuras?

Seguro que diríais bosques frondosos con cascadas, playas salvajes, volcanes, una ciudad de estilo colonial, montañas con cumbres inalcanzables, un cielo estrellado que se pudiera ver por las noches, atardeceres y amaneceres de ensueño.

 

01

 

Parece que nos tendríamos que remontar a otras épocas para poder vivir estas experiencias. Pero no es así, todo esto lo podéis disfrutar muy cerquita, en la Isla de La Palma (Canarias).

Se la conoce como “La Isla Bonita” y tiene el nombre bien merecido. Me ha encantado.

¿Y que os parece llevarnos a los niños para explorarla en familia?

Os propongo visitar 9 lugares , algunos de los cuales imaginaron las niñas con los sonidos que oyeron y pusimos por escrito en un viaje imaginario (no iban mal encaminadas). En estos lugares seguro vivirán grandes momentos, grandes experiencias y grandes juegos siendo exploradores.

1.- El Bosque de los Tilos:

Hay que acercarse, si o si, a este bosque conocido también como la Laurisilva. Aquí encontraréis el bosque frondoso con la cascada, el sonido del agua corriendo, el trinar de los pajaritos, un camino que pasa por varios túneles. Todo envuelto por helechos, laureles, líquenes, musgo y una vegetación exuberante. Un lugar estupendo para aventurarse en la naturaleza.

Aún recuerdo las gotitas que nos van mojando mientras nos acercamos a la cascada… muy refrescantes!

06

A

 

2.- Fuencaliente:

¿Como se imagina un niño un faro? En casa se lo imaginan rojo!! Pues aquí lo tenemos. En Fuencaliente, municipio situado en el sur de la Isla, encontraréis no uno sino dos faros. El antiguo, que tenia adosada la vivienda del farero, dejó de funcionar debido a que quedó en mal estado por la erupción del volcán Teneguía en 1971, aunque se reconstruyó para albergar el centro de interpretación; y el nuevo, el faro de rayas blancas y rojas que es el que actualmente está activo.

01

 

En este mismo lugar veréis las Salinas de Fuencaliente que están en funcionamiento desde hace tres generaciones. El trabajo de la familia Villalba ha contribuido a poder disfrutar de un entorno precioso. ¡Qué contraste tan perfecto es el blanco de la sal con la piedra negra volcánica!

Paseando por las salinas descubriréis montículos de piedras que los visitantes van poniendo a modo de obra de arte con materiales naturales, en este caso piedras (algunos lo llamarían técnicamente Landart), así como varias aves que paran en estos charcos para alimentarse.

A

 

Vale la pena aprovechar la parada para quedarse a comer en el restaurante que se encuentra allí mismo: El Jardín de la Sal. Ofrecen una comida exquisita y hasta podéis probar una variedad de sales muy curiosa: con oliva, con tinta, con pimentón, con limón…

IMG_4642

 

3.- El Roque de los Muchachos:

¡Aquí tocamos el cielo con la punta de los dedos! En el Roque de los Muchachos encontramos las cumbres inalcanzables que nos imaginábamos. Subir hasta aquí es como estar sobre-volando un mar de nubes y hasta nos permite ver el volcán Teide en la vecina isla de Santa Cruz de Tenerife. Las vistas son espectaculares.

Para los más deportistas, en estas montañas se encuentra el punto culminante de la Ultramaratón Transvulcania, considerada una de las más duras de España.

01

 

Y es que es un lugar ideal para observar y estudiar las estrellas, por esta razón aquí encontraréis el telescopio óptico más grande del mundo: el Grantecan. Científicos de varios países vienen hasta estas instalaciones para poder realizar estudios des de este lugar de La Palma reconocido mundialmente por ser uno de los mejores enclaves para observar el espacio.

A

 

Si vais a La Isla Bonita debéis hacer la actividad de visualización del cielo por la noche. Imaginaros a un niño viendo todas esas estrellas en el cielo, viendo pasar estrellas fugaces con un efecto de brillantina, viendo el guía dibujando con un láser la constelaciones,… Si no disponemos de esta poca contaminación lumínica no nos damos cuenta de la inmensidad del universo y os puedo asegurar que es maravilloso poder contemplarlo!!

Podéis encontrar más información en este enlace: Cielos La Palma.

05

Foto: Toño Gonzalez – www.cielos-lapalma.com

 

4.- Charco Azul:

Y qué decir de las piscinas naturales de agua marina… En algunos puntos de la isla encontramos pozas formadas naturalmente que son una maravilla. El color del agua, la roca que la rodea, su temperatura que es más caliente,… sin duda un baño único!!

01

Para ir con los niños os aconsejo acudir a las que están preparadas para ello y vigiladas. Una de ellas es el Charco Azul, aquí encontraréis todos los servicios para pasar un buen rato en familia (duchas, para-soles, escaleras para salir y entrar en la piscina,…).

 

5.- Playa de Nogales:

Antes de venir a La Palma, esta playa era sin duda la que más curiosidad me hacía: su arena negra, el acantilado de más de 150 metros, el acceso hasta ella, una playa salvaje.

¡Me fascinó! Antes de pisar la arena, pasas rodeando las imponentes paredes de los acantilados y poco a poco te vas acercando y, a medida que lo haces, sientes la fuerza de las olas rompiéndose contra las rocas, luego tocas la arena negra y ves algunas piedras y piedrecitas redondeadas con las que jugar. Si lleváis a los niños se sentirán como auténticos Robinson Crusoe.

01

A

La playa de Nogales es para explorarla y meter los pies hasta los tobillos. Si luego queréis bañaros mejor hacerlo en la playa de los Cancajos o la de Puerto Naos.

 

6.- Santa Cruz de La Palma:

Ahora toca conocer la capital de La Palma. Aquí nos trasladamos a épocas coloniales. Los edificios se conservan en el puro estilo de los mercados de Cartagena de Indias, así como su Plaza de España, el ayuntamiento y la Iglesia de El Salvador.

A

En la Avenida Marítima encontraréis los conocidos balcones de la isla que se remontan al siglo XIX. Son unos balcones de madera que forman un conjunto muy bonito y que en realidad son la parte trasera de la casa. Antiguamente sus propietarios los utilizaban para estar tomando la brisa marina los días más calurosos.

01

 

7.- Dunas del Pinar del Pilar:

No se trata de las dunas de arena fina como en el desierto, aquí se trata de unas dunas aparecidas tras las erupciones de los volcanes, son dunas de picón (pequeñas piedras rasposas formadas por la lava). El lugar nos transporta a un paisaje lunar donde van creciendo pinos repartidos por los montículos.

Tenéis que probar una de las experiencias que pudimos vivir, os descalzáis y bajáis una de las dunas, la sensación del picón en la suela de los pies y las piernas hundiéndose hasta casi las rodillas es muy, muy divertido para los peques y para nosotros.

01

A

 

8.- La Caldera de Taburiente / El Barranco de Las Angustias:

Para los que nos gusta ir a la montaña y hacer senderismo, os aseguro que el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente es el lugar ideal. Encontraréis en este Parque, declarado Reserva Mundial de la Biosfera, una oferta muy amplia de senderos para todos los niveles. El camino que cogimos y que se puede hacer con niños empieza en la parte alta llamada de Los Brecitos. Desde allí se baja hasta la playa de Taburiente, lugar donde nos encontramos el cauce del río, por una pista forestal rodeados de arboles autóctonos de la isla: el pino canario. En este mismo lugar se encuentra la zona de acampada y un centro de interpretación con baños. Este trayecto dura unas dos horas.

Caldera y Playa de Taburiente

Caldera y Playa de Taburiente

 

A partir de este punto se puede volver camino atrás o continuar el descenso para encontrarnos con el Barranco de las Angustias. Este sendero es algo más complicado por lo que aconsejaría con niños a partir de 8/9 años. A mitad de camino, siguiendo el cauce del riachuelo, llegamos hasta una pequeña cascada con una paleta de colores increíbles. Se sigue el agua que deja un rastro amarillo/anaranjado debido al mineral ferruginoso y, en un momento dado, das la vuelta a una pared y te encuentras de frente con esta maravilla.

 

Cascada de Colores

Cascada de Colores

 

El camino continua por zonas con paredes escarpadas y rocosas hasta llegar al final del camino después de 18 km. Una excursión muy intensa descubriendo lo grandioso de este lugar y sintiendo la naturaleza por todos los rincones.

Barranco de las Angustias

Barranco de las Angustias

 

9.- Volcan de San Antonio:

No puede emocionar más a los niños que poder visitar el cráter de un volcán. De visita por el volcán de San Antonio se sigue un camino por la parte alta del cráter desde donde se tiene unas vistas preciosas. Disponen aquí de un Centro para Visitantes con explicaciones sobre los volcanes, una sala de proyecciones, exposiciones con fotos muy educativas y un simulador de movimiento de tierra imitando la sensación de cuando hace erupción un volcán.

01

A

 

Os dejo aquí un video de Barking Blogs que realmente merece la pena verlo para sentir el efecto La Palma:

Actividades complementarias:

– Visitar una finca de plátanos: En la EcoFinca-Platanológica aprenderan sobre el cultivo del plátano, veran los animales de la fina y su jardín botánico subtropical.

– Participar a la elaboración del rico queso palmero. En Luna de Awara verán las cabras autóctonas de la Palma y podrán ordeñarlas.

01

También te puede interesar:

Tocar el cielo y observar el universo en La Palma

 

Gracias al Patronato de Turismo de La Palma y a todos los colaboradores (Centro de Iniciativas y Turismo TEDOTE La Palma, a Vueling, a Iberia Express y a CanaryFly) sin los cuales este viaje no hubiera sido posible.

 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *