Sur de Francia con niños

També en / También en / Aussi en: Catalán

A pocos kilómetros de Andorra, en el sur de Francia, encontramos los Valles de AX.

Es una región francesa en los Pirineos donde se puede disfrutar de la naturaleza, de baños termales, de deportes de aventura, de excursiones y de bonitos rincones donde pasear.

La población principal es Ax-Les-Thermes, como su nombre indica es un centro termal que cuenta con numerosos manantiales de aguas calientes sulfurosas. En las distintas piscinas naturales que se encuentran en las plazas se puede remojar los pies para beneficiarse de los minerales de este agua.

Una virgen domina el pueblo desde lo alto de la colina: la Roca de la Virgen. Cuenta la leyenda que esta virgen apareció para esconder debajo de esta montaña al demonio que allí habitaba y es por esta razón que el demonio sigue mostrando su presencia a través del agua caliente que sale naturalmente.

Si queremos subir a la cima de la colina donde está la Virgen solo tardaremos unos 10 minutos a pie desde el centro y en lo alto podremos divisar todo el pueblo.

En Ax-les-Thermes sale un telecabina que funciona en invierno y en verano que permite llegar a las pistas de esquí de Ax 3 Domaines. Si paseáis por sus calles podéis aprovechar para comprar algunos de los productos locales.

Cogiendo el coche, en los alrededores también se puede disfrutar de actividades al aire libre y del entorno. A unos 5 km se encuentra el Valle de Orlu. Para llegar hasta allí, pasamos junto al misterioso Castillo de Orgeix, reflejado en el Lago de Campauleil, hasta llegar al bonito pueblo de Orgeix. Nos encantó su puente romano, la iglesia y las casitas.

Al final de la carretera se llega al Valle. En este punto encontraréis una zona de actividades para hacer con niños: el centro de interpretación, el bosque de la música, la reserva de lobos de Orlu y el Akrobranches (parque de aventuras en los árboles).

Nosotros tuvimos tiempo de visitar el Akrobranches y el bosque de la música.

En el bosque de la música iréis avanzando por un circuito para encontrar distintos instrumentos musicales realizados con material reciclado y diseñados de manera muy original. Se pueden tocar e interactuar con ellos.

Nos atrevimos también a subirnos a los árboles en el parque que hay justo al lado: el Akrobranches. El lugar es muy bonito puesto que se encuentra junto al río y el paisaje es precioso. Disponen de distintos niveles de dificultad. Te equipan con todo lo necesario y, según la edad y la experiencia, empiezas por el circuito que corresponde. Se pueden hacer el número de circuitos y repetir tantas veces como se quiera. Algunos de estos circuitos pasan por encima del río sobre unas tablas y hasta con una tirolina!!

Estuvimos en otra ocasión visitando una de las cuevas prehistóricas de la región: el Mas d’Azil y también el Parque de la Prehistoria; pero aún nos quedan muchos lugares por descubrir en esta región como el Plateau de Beille, la fábrica de talco de Luzenac, Mirepoix,…

 

También te puede interesar:

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *